Vegetarian dating

Seguro que hay muchos que estabais esperando este momento con mucha emoción. Un lugar donde ser vegetariano se convierta en modo de vida y fluya el amor entre lechugas y coliflores. Qué mejor forma de hacerlo que en un lugar donde solo encontraremos gente con nuestras mismas ideas y, lo más importante, poco amantes de todo lo referente a ser carnívoro.

vegetarian01

La página de inicio nos deja sin duda alguna que se trata de un lugar donde el rey es el vegetal. Una tonalidad verde llena de productos de invernadero nos da la bienvenida mientras hacemos el registro. En este contamos con un campo de lo más detallado donde explicar que “modalidad” somos, desde vegetariano o vegano hasta frugívoro, pescetariano, crudivegano o celíaco.

El funcionamiento y aspecto son de lo más estándar, sin ningún tipo de distinción ni originalidad. Se trata de una página austera y funcional que no invita a pasar mucho rato en ella, el justo para ver si damos con alguien que nos llame la atención.

vegetarian02

Para no repetirnos, porque tiene exactamente la misma dinámica que webs como Libertinas (y cuando decimos la misma, es en el más sentido literal), digamos a su favor que los perfiles parecen reales. O al menos la mayoría, y de lo más variopinto. Puedes encontrar mujeres y hombres de todo el globo terráqueo y de todas las edades, para una relación seria si la distancia lo permite o si no a la vieja usanza con el amor postal. Puedes incluso buscar miembros de tu mismo sexo y el número de candidatos es igual de elevado.

vegt03

El único problema es que, para intimar un mínimo con esa persona (más allá de los guiños o las postales prefabricadas) no existe ninguna vía gratuita, tienes que tirar de tarjeta sí o sí. Las tarifas rondan entre los 24.90€ por un mes hasta los 118.8€ por pasearte por aquí un año. O lo que viene  a ser lo mismo, un par de comidas en tu restaurante vegetariano favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*